36 toneladas de comida en dos das

    13
    0
    SHARE


    Al igual que ayer, la clientela de los grandes supermercados de Ibiza se va a topar hasta las nueve y media de esta noche con los voluntarios de el Banc d’Aliments, que concluyen su campaa de recogida anual de alimentos que se organiza en toda Espaa y que se destina a entidades benficas como Critas. Se trata de una iniciativa que se organiza en todo el pas, aunque slo cumple su segunda edicin en Ibiza.

    La última memoria de actividad de Cáritas revelaba que había repartido en Ibiza unas 100 toneladas de comida para 6.600 usuarios y señalaba que la pobreza ya era «un problema estructural». A pesar de la recuperación económica, la marginalidad se había enquistado en una parte de la población por el problema de la vivienda. Así que esta entidad benéfica, al igual que Adra, Remar o Dignidad, va a continuar necesitando la labor del Banco de Alimentos, la organización encargado de abastecer sus despensas.

    Una parte importante de todos los productos se van recoger entre ayer y hoy, gracias a la campaña ´El Gran Recapte´ que, por segundo año, impulsa el Banco de Alimentos en Ibiza. Su presidente, Jaume Ródenas, se encontraba ayer desde primera hora de la mañana en la entrada del Eroski de la carretera de es Canar, unos de los 15 supermercados donde los clientes se van a topar con gente que reparte folletos informativos y bolsas de plástico enfundados en chalecos azules.

    «El año pasado conseguimos reunir 200 voluntarios, este somos unos 230, pero nos hubiera gustado llegar a los 300», admite Ródenas. Así y todo, el Banc d´Aliments mantiene igualmente su dispositivo durante todo el horario de apertura de los supermercados, aunque algunos deberán ampliar sus turnos.

    Del Museo Arqueológico a la ONG

    Entre los voluntarios se encuentra el histórico director del Museo Arqueológico, Jordi Fernández, que va informando a los clientes: «La bolsa de plástico la ofrecemos por su comodidad, para que puedan separar los productos si se suman a la campaña». Fernández recibe dos botes grandes de alubias de mano de Carlos Zurdo, que ya conocía ´El Gran Recapte´ del año pasado y que intenta «colaborar siempre que se pueda con algunas ONG».

    Tras 40 años al frente del museo, Fernández ahora es uno de los patronos del Banco de Alimentos y aprovecha su jubilación «para dedicar un poco de tiempo a la gente necesitada». Es la misma motivación que ha llevado a Margaret Nawaz, una inglesa que llegó a los 35 años como guía turística en Cala Llonga y ahora colabora con Cáritas, Los Olvidados o Manos Unidas.

    «En Ibiza siempre hay poca gente por la mañana después del verano, se va a animar más al mediodía o la tarde», aventura Nawaz a raíz de su experiencia en la primera edición de ´El Gran Recapte´. El año pasado, la ONG superó todas sus expectativas y recogió 36.000 kilos de alimentos, cuando en principio habían previsto llegar a 20.000. Una cifra nada desdeñable en dos días, sobre todo si se tiene en cuenta que el Banco de Alimentos distribuirá unas 170 toneladas al acabar el año.

    Esta entidad es, junto a la Cruz Roja, una de las dos ONG a través de las que el Ministerio de Servicios Sociales distribuye alimentos de los Fondos de Ayuda Europea para los más Necesitados. De los 100 millones para el conjunto del país, Bruselas aporta 75 y Madrid, el resto.

    «Recibimos la misma cantidad de alimentos y exactamente con la misma finalidad», explica Ródenas, «sólo que la Cruz Roja los entrega a los usuarios finales y nosotros a asociaciones como Cáritas». «Colaboramos entre nosotros si a alguno de los dos le escasea leche o cualquier otro producto, evidentemente».

    A pesar del éxito de la campaña del año pasado y de contar con sólo dos años de implantación en Ibiza, el presidente del Banc d´Aliments se marca objetivos mucho más ambiciosos de cara al año que viene. «´El Gran Recapte´ es una buena iniciativa, pero queremos estar en muchos más puntos durante todo el año, que parece que debe ser en Navidad porque ahora todo el mundo es bueno», bromea.

    Mensaje para todo el año

    «No se trata sólo de recoger muchos alimentos, sino que es bueno estar en muchas partes para mantener el mensaje de que se debe ser solidario todo el año», apostilla. Uno de los puntos donde el Banco de Alimentos ya está presente a diario es el Hipercentro del polígono de Montecristo.

    Allí, junto al contenedor habitual de la ONG, cuatro mujeres invitan a los clientes a colaborar en la campaña. Los folletos indican los alimentos más recomendables para este año: «aceite, pasta variada (excepto espagueti), legumbres cocidas, conservas de carne y pescado y azúcar».

    Dos de ellas ya están habituadas a estas tareas: Montse Morín como habitual de la Associació de Voluntaris de Ibiza, «aunque más en temas de deporte», mientras que Isabel Cardona ya participó el año pasado en ´El Gran Recapte´. «Aquí tenemos la suerte de que buena parte de los clientes ya conocen el banco gracias al contenedor permanente que tenemos», destaca Cardona. Este es el caso de dos jubiladas, de María Tur y Rosa Escandell.

    «Como empecé a tener más tiempo, me di cuenta de que ya era hora de hacer algo para los demás», revela Escandell, quien también colabora en el almacén del Banc d´Aliments. Tanto ella como su compañera coinciden en que «aunque no lo parezca, estas campañas hacen falta». «Yo me he sorprendido de que hay otra parte de Ibiza que no había visto, pero la verdad es que hay gente necesitada», explica Tur.

    LEAVE A REPLY