21
    0
    SHARE


    La joven Andrea Romero (Formentera, 20 de abril de 2000) es sin duda una gran promesa del atletismo nacional. La mediofondista de diecisiete años se coronó este pasado domingo tercera fémina júnior en el Cross Internacional de la Constitución que se disputó en Alcobendas. Con este bronce Romero cumple uno de sus grandes sueños, representar a la selección española en una cita internacional.

    La gran actuación de Andrea Romero en el cross de Alcobendas este pasado domingo le valió la quinta plaza de las seis que la Federación Española de Atletismo otorga a los mejores atletas para acudir al Europeo de Cross júnior que se celebrará en Samorin (Eslovaquia). A la espera de que hoy se publique la lista oficial, Romero asegura vivir en una nube.

    ¿Todavía saborea su tercer puesto en Alcobendas o ya piensa en el Europeo de cross?

    Lo sigo saboreando y disfrutando mucho. Al terminar estaba que no me lo creía y ahora ya empiezo a ser consciente, pero sigo todavía en una nube. Ahora mismo estoy en Formentera y toda la gente que me ve me felicita. Es muy bonito recibir esas muestras de cariño.

    ¿Qué fue lo primero que hizo cuando cruzó la meta como tercera clasificada?

    Cuando terminé me puse a llorar como una loca porque necesitaba sacar todo lo que llevaba acumulado dentro. Durante estos días he soportado mucha presión y antes de la carrera los nervios me comían. Ahora ya estoy tranquila y muy feliz.

    Supongo que no ha debido ser una año fácil por lo del accidente de tráfico que sufrió el pasado mes de abril.

    Precisamente antes de esta competición me motivé pensando en todo lo que he luchado para recuperarme de aquel maldito accidente. Fueron los peores meses de mi vida en los que lloré mucho. Recuerdo que no comía nada y cada día tenía ganas de vomitar porque necesitaba ir a correr.

    Y volviendo al presente, ¿con esta clasificación se cumple su mayor sueño?

    En la nevera de casa tengo pegada una entrevista que me hicieron cuando era pequeña y en la que ya decía que mi sueño como atleta era representar a España en una competición Europea o en unas Olimpiadas.

    ¿Cómo se siente a dos semanas de representar a la selección española en el Europeo de Cross júnior ?

    Ir a la selección española es una motivación extra. Es un enorme escaparate para darme a conocer y pienso que me puede abrir muchas puertas. También tengo unas ganas enormes de viajar y vivirlo en primer persona.

    ¿Con qué expectativa afrontará la competición?

    Yo quiero disfrutar y darlo todo. No tengo nada que perder, por lo tanto, he de ser valiente y salir sin miedo. Si quedo entre las cuatro primeras españolas ya estaría muy contenta.

    ¿Y después de Eslovaquia cuál será su siguiente objetivo?

    A finales de diciembre me gustaría hacer algún test en pista cubierta. En 1.500 metros quisiera estar en tiempos entorno a 4:30 o 4:35. Y en 3.000 metros moverme entre 9:45 y 9:50.

    ¿Está en su mejor momento de forma desde que practica atletismo?

    Sí. Ahora estoy más fuerte que nunca pero todavía me queda mucho que mejorar. Ya soy más mayor y cada vez tengo más experiencia y eso suma.

    ¿Si tuviera que elegir entre pista o cross con qué se quedaría?

    Con el cross. Es una modalidad que me apasiona y que disfruto mucho más. Correr en pista es muy monótono aunque soy consciente de que si quiero triunfar de verdad y vivir del atletismo, en un futuro tendré que dedicarme a la pista.

    ¿Cómo le gustan los crosses?

    Me gusta cuando son duros porque aunque sufra, lo disfruto muchísimo. Me encantaría poder repetir el último cross de Alcobendas porque el sufrimiento y las sensaciones del final son indescriptibles.

    En cada temporada usted sube un poco el listón, ¿dónde está su techo?

    No lo sé. Creo que incluso el atleta mejor preparado siempre tendrá algo más que dar. Esa es la esencia de este deporte. A mí me falta adquirir experiencia internacional y correr con las grandes para aprender, y en un futuro intentar estar ahí con ellas.

    ¿Cuál diría que ha sido la principal clave para llegar tan alto?

    Un conjunto de todo. Mentalmente me he hecho mucho más fuerte. Ahora confío mucho más en mí y tengo una mayor fuerza de voluntad. Pero no me puedo olvidar de mi entrenador y de mis compañeros Óscar, Llorenç, Nora, Dani… Sin ellos esto no hubiera sido posible.

    ¿En qué se diferencia la Andrea Romero de este año a la de la temporada anterior?

    Esta temporada estoy cuidando mucho más aspectos como la dieta junto a un nutricionista. También estoy siendo más respetuosa con los horarios de entrenos y los descansos. Y llevo un mejor orden con los complementos deportivos para recuperar. En general, creo que estoy siendo más disciplinada que nunca.

    Además del atletismo, ¿qué otra faceta profesional le gustaría explorar en un futuro?

    Yo sólo me veo con algo relacionado con el deporte. De hecho tengo claro que quiero estudiar INEF para ser profesora de educación física o monitora.

    LEAVE A REPLY