Acuerdo entre taxistas y Consell para pactar el futuro reglamento

    17
    0
    SHARE


    El Consell de Ibiza y las principales asociaciones de taxistas de la isla dieron ayer un nuevo paso adelante hacia la elaboración de un reglamento que regulará este servicio en el conjunto de la isla, mediante un GPS único. Este reglamento incluirá un régimen sancionador que castigará todos los comportamientos arbitrarios de los taxistas.

    Tanto el representante de estos profesionales, Toni Ribas (presidente de la Federación de Taxistas de Ibiza), como la consellera de Movilidad, Pepa Marí Ribas, coincidieron en felicitarse por el desenlace de la reunión celebrada ayer en el Consell, que dejó sentadas las bases de este reglamento, si bien quedan aún cuestiones pendientes de carácter jurídico, referidas al importe de las sanciones propuestas, que deberán concretarse en un último encuentro que tendrá lugar en enero. Acto seguido, los ayuntamientos aprobarán la citada norma en pleno para que entre en vigor el próximo verano.

    «Lo hemos dejado todo bastante encarrilado y para año nuevo lo tendremos terminado», afirmó Toni Ribas al finalizar la reunión, a la que también asistieron representantes de todos los ayuntamientos de la isla.

    «Servicio regulado»

    «Se trabajará con un GPS único para toda la isla, pero el servicio de taxi también debe estar regulado y reglamentado, para que se preste en igualdad de condiciones para todos y siempre en beneficio del cliente», manifestó.
    El régimen sancionador, que incluirá infracciones leves, graves y muy graves, servirá, entre otras cosas, para que «el taxista que coja un cliente para hacer un trayecto, lo tenga que hacer». «Siempre hay algún listillo que sólo hace los viajes que a él le gustan y los que no le gustan, no los hace», añadió.

    Precisamente, la forma de «demostrar» este tipo de comportamientos y delimitar qué situaciones constituyen una infracción y cuáles no sigue siendo debatido por parte de los servicios jurídicos del Consell.

    «La dificultad no ha consistido tanto en ponernos de acuerdo con los taxistas, sino en definir qué actividades son sancionables», explicó la consellera insular de Movilidad.

    «Se trata de vigilar que no haya un mal uso del GPS, de modo que los taxistas no se quiten viajes entre ellos, que se aclare la prioridad que deba haber entre GPS y parada de taxi y que, en general, se cumplan unas reglas para que nadie tenga ventajas sobre nadie», añadió la consellera.

    La implantación de un GPS unificado para toda la isla permitirá la geolocalización de los vehículos vía satélite e incrementará un 10% el número de servicios, puesto que es más eficiente a la hora de distribuir el trabajo, teniendo en cuenta la localización de los taxis.

    Durante la temporada de verano circulan por las carreteras de la isla de Ibiza alrededor de 750 taxis, entre fijos y temporales, recordó Pepa Marí.

    LEAVE A REPLY