Denuncian falta de personal en la escoleta de Cas Serres

    15
    0
    SHARE


    Un grupo de familias de los alumnos de cuarto nivel de la escoleta insular de Cas Serres, dependiente del Consell de Eivissa, ha denunciado que los 18 niños de esta clase no pueden realizar psicomotricidad por «la falta de personal de apoyo».

    «La educadora referente explica que con una clase de 18 menores de esta edad, y algunos de ellos todavía sin adquisición de control de esfínteres, no puede garantizar su seguridad en la realización de esta actividad», explican las madres y padres en la carta que han enviado al conseller insular de Educación, David Ribas. En la misma, las familias reconocen que «se cumplen los ratios legales» de educadores por número de niños, pero critican que sus hijos «no podrán disfrutar de una de las actividades planificadas en la programación del centro por falta de personal».

    Explican, además, que comentaron la situación con la dirección de la escoleta y que les indicaron que habían «priorizado» el «escaso personal de apoyo» y lo habían destinado «a las clases de niños más pequeños». Los padres consideran que se trata de un «agravio comparativo con otras escoletes de este mismo Consell, como por ejemplo la de Sant Antoni, con las mismas clases que la de Cas Serres, cuenta con una persona más, lo que les permite poder distribuir los apoyos con un horario más amplio», indican en la carta, en la que piden al conseller «una solución» y «apoyo necesario» para que los niños puedan hacer psicomotricidad.

    En su respuesta, David Ribas niega que la escoleta «haya estado desatendida» y afirma que «siempre» se han cumplido los mínimos que establece la legislación. A pesar de esto, reconoce que estos mínimos «son muy bajos teniendo en cuenta principalmente las bajas eventuales». De hecho, explica que «siempre» que ha sido necesario cubrir una baja o un refuerzo «el resto de escoletes, principalmente la de ses Païsses, han aportado el personal necesario para que la de Cas Serres en ningún momento estuviera incumpliendo la legislación vigente».

    El conseller indica que «se hicieron las gestiones» para contratar a una educadora más, cuyo contrato acabó el pasado 22 de diciembre, por lo que «se ha pedido una ampliación de la plantilla temporal» para 2018 y, además, se abrirá «una nueva bolsa de trabajo de educadores infantiles para tener la garantía de contar con personal cualificado en todo momento».

    El conseller explica a los padres que a raíz de su escrito se ha reunido con los equipos directivos de las tres escoletes insulares «para tratar de optimizar el personal disponible en cada momento».

    El conseller considera que, tras enviarles la carta, no es necesario el encuentro que pedían los padres y se escuda en «la dificultad de conciliar la vida familiar y laboral con este tipo de reuniones», a pesar de lo cual se muestra dispuesto a entrevistarse con ellos.

    LEAVE A REPLY