El alcalde de Ibiza insta a poner al da una Carta Magna desactualizada

    13
    0
    SHARE


    El alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, considera que «algunas comunidades autónomas han dejado de sentirse cómodas» y que «muchas personas han dejado de confiar en la respuesta del Estado a sus derechos reconocidos», por lo que propone que se ponga al día una Carta Magna que «va quedando poco a poco desactualizada», señaló durante el acto conmemorativo del Día de la Constitución, que este año se celebró en Can Botino con la presencia de sólo medio centenar de personas, entre cargos políticos (los alcaldes de Sant Josep, Santa Eulària y Sant Antoni, entre otros), representantes de las fuerzas del orden público y el obispo, Vicente Juan Segura. De las 56 sillas dispuestas, unas veinte quedaron vacías.

    Ruiz pidió «a todos los partidos políticos que tienen representación parlamentaria que sean capaces de iniciar, con rigor y formalidad, esta tarea tan importante», la de la reforma de la Constitución: «Con amplitud de miras, con el tiempo y el debate que haga falta; siendo conscientes –añadió– de que nadie podrá conseguir los máximos con los que acuda a las reuniones de trabajo; pero han de saber que tienen en sus manos la responsabilidad de perfeccionar la norma más importante para nuestra convivencia».

    Según el alcalde, es necesario porque «la mitad de la población española que vive hoy en día no participó en la votación por la que se aprobó la Constitución y empieza a ser preocupante la falta de confianza que una gran parte de la juventud tiene en nuestro sistema, las instituciones y sus representantes». A su juicio, «cada vez más personas sienten que nuestra democracia no los representa y va siendo hora de que esta democracia las escuche». También recordó lo que está sucediendo en Cataluña: «Entre todos tenemos que poner sentido común y moderación. Pero esta medida no puede ser la excusa para que evitemos enfrentarnos de cara la realidad que tenemos», la de un Estado donde algunas comunidades autónomas no se sienten a gusto, a su juicio.

    «Hacia un modelo federal»

    El presidente de Consell, Vicent Torres, ya recuperado del ictus que sufrió en verano, ofreció un discurso en el que resaltó que la Constitución «no es una norma alejada del conjunto de la ciudadanía ni que va en contra de algunas personas o en contra de algunos territorios. No es así. No es ninguna imposición contra nada, ni contra nadie». Eso sí, como ya dijo años pasados, la ley de leyes «no es un ente abstracto y alejado de la ciudadanía» y, por tanto, «se tiene que adaptar a las necesidades que van surgiendo». Hay retos, indicó, diferentes a los de 1978, como «reforzar los derechos en favor de la igualdad y la justicia social, y, en el ámbito territorial, el de superar las tensiones que han crecido los últimos años y que nos han abocado a una situación muy complicada, como es la de Cataluña». Apuesta por avanzar «hacia un modelo federal basado en la lealtad institucional, en la solidaridad y en la cooperación entre el Gobierno del Estado y entre todos los territorios y pueblos de España. Un modelo que reconozca la defensa de la riqueza y de la diversidad lingüística y cultural».

    Sin alcohol

    Torres se congratuló de que se haya empezado en el Congreso «el trabajo de la comisión territorial que tiene que estudiar todas estas propuestas de modernización del Estado y de reforma constitucional. Será un camino que requerirá de grandes consensos, que no será fácil de recorrer y que será largo».

    Al acabar el acto hubo un ágape en el que no se sirvió alcohol.

    LEAVE A REPLY