El PP califica de "chapucera" la tramitacin del mapa de ruidos de Ibiza

    14
    0
    SHARE


    El PP de Eivissa acusa al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ibiza de tramitar de forma “chapucera” el nuevo mapa de ruidos de la ciudad (MER). El principal partido de la oposición municipal expone en sus alegaciones del documento los “errores toponímicos, poblacionales y metodológicos” del documento. Pero también alertan de los defectos en la propia tramitación, que aseguran en esta formación que les “recuerda al desastroso proceder del PSOE que llevó a la anulación del PGOU de 2009”.

    Los populares votaron favorablemente al MER en su aprobación inicial por el pleno de Vila, a la espera del periodo de alegaciones, según han explicado en un comunicado. Pero denuncian que el equipo de gobierno “no está respetando las exigencias legales sobre información pública, divulgación y participación del público” establecidas en las directivas europeas y también en la legislación estatal en materia ambiental.

    En concreto, aseguran en el PP que el Ayuntamiento ha limitado el acceso al expediente del MER “a su examen presencial en las dependencias de la concejalía de Medio Ambiente”, a la que sólo se puede acceder en horario de mañana (entre las 8 y las 14 horas). Ante esta situación, los conservadores opinan que “difícilmente puede calificarse de información pública” la exposición del expediente en estas dependencias, restringida a unas horas y sin posibilidad de consulta telemática”, aseguran.

    También alertan de que, a pesar de que el Butlletí Oficial de la Comunitat (BOIB) publicó la aprobación inicial del documento el pasado 14 de noviembre, hasta la fecha el gobierno de Vila “ha olvidado” publicarlo también en el tablón de anuncios oficial del Consistorio, lo que “vulnera el procedimiento previsto en la legislación y las normas de Derecho Administrativo” para el trámite del MER, según denuncia el PP, donde recuerdan que debería figurar durante un mes, “como mínimo”. Por ello concluyen que, “al haberse incumplido esta disposición”, el periodo de alegaciones transcurrido hasta hoy “no sólo no es válido, sino que ni tan siquiera se ha iniciado”.

    Insuficiente control del MER

    Pero el principal grupo de la oposición municipal también detecta lo que considera como “insuficientes” controles de calidad en los datos del mapa de ruidos. Ello “proyecta serias dudas sobre la fiabilidad del documento y sobre su validez”, apunta el PP en su comunicado, que recuerda que en base a estos registros se acometerá luego un plan de acción contra la contaminación acústica. Ejemplos de lo que consideran estos “errores” los encuentran en la confusión entre “ses Figueres y ses Figueretes”, además de en los datos de población, que difieren “en varios cientos” en dos partes del estudio.

    Asimismo, los concejales populares estiman que los puntos elegidos para las mediciones del tráfico rodado “no reflejan la realidad de la situación” y que estos no serán reales “tras la implantación de la segunda fase del proyecto de reordenación de la circulación en las principales avenidas de la ciudad. Por ello concluyen que estos datos “resultarán inútiles” para establecer las medidas del plan de acción.

    También echan en falta los conservadores una explicación de los criterios por los que se han determinado las zonas de evaluación ni los sectores en que se ha dividido Vila para este estudio y para las mediciones acústicas. De este modo, según el PP, se han incluido en la misma zona de evaluación “barrios cuya problemática difiere completamente”, por lo que el resultado medio “no se corresponde con la realidad”, según denuncian en sus alegaciones al MER.

    LEAVE A REPLY