El PP critica la incapacidad de la izquierda para ejecutar inversiones

    12
    0
    SHARE


    El grupo del PP ha votado en contra esta mañana de la aprobación del presupuesto del Consell de Ibiza de 2018, que, con un total de 100,4 millones, es el más alto de la historia de la institución. La oposición se ha negado un año más a apoyar las próximas cuentas del equipo de gobierno formado por PSOE y Podemos-Guanyem porque el incremento general de las partidas “no llegan a los ciudadanos”.

    El portavoz del PP, Mariano Juan, ha destacado la falta de capacidad del equipo de gobierno para la gestión del presupuesto de este año, que, según un avance su liquidación, de de fecha 22 de noviembre, “sólo se ha ejecutado un 39% del total, y un 18% de las inversiones previstas”. “Podemos felicitarles por ser un presupuesto muy elevado, pero hay que saber ejecutarlo y que llegue a las personas y no que se quede en las cuentas del banco”, ha remarcado.

    Sobre el capítulo de inversiones, Mariano Juan ha resaltado que, precisamente, debido a la falta de ejecución del presupuesto de este año, se trasladan al de 2018 las mismas partidas que las de 2017. “Un total de 30,6 millones en inversiones está bien si se ejecutaran. No se ha hecho este año y mucho nos tememos que pase lo mismo en 2018”, ha advertido.

    El conseller insular de Hacienda, Gonzalo Juan, ha respondido al representante del PP que “las inversiones se ejecutarán”. “No lo dude”, ha añadido, al tiempo que ha explicado que en los primeros dos años de este mandato “se ha hecho mucho trabajo que no se ve”. “No ha sido de cortar cintas, pero lo haremos”, ha subrayado.

    La vicepresidenta segunda y portavoz de Podemos- Guanyem Viviana de Sans, ha intervenido (es inusual que lo hagan dos consellers del equipo de gobierno en un punto del orden del día, salvo en las mociones) para exponer su visión de las cuentas del año que viene y destacar las acciones previstas por las conselleries que gestiona su grupo. Precisamente, el portavoz del PP ha destacado que es “la primera vez” que “la aprobación del presupuesto del Consell se oye en estéreo”. “Es la primera vez que en un punto del orden del día hablan dos consellers del equipo de gobierno para hacer autobombo. Es una mala señal si necesitan hacer autobombo de su gestión”, ha indicado. De Sans ha respondido que es de “justicia” que su grupo pueda hace su propia valoración en el pleno del presupuesto.

    Sobre el autobombo, Mariano Juan ha criticado también que del incremento de más de cuatro millones previsto en gasto corriente, el equipo de gobierno destine “una cuarta parte a gastos de publicidad y propaganda”. En concreto, el presupuesto de 2018 prevé una partida de 931.131 euros a “propaganda y autobombo”. “Me parece elevado”, ha dicho el portavoz del PP. La oficina de Comunicación de la institución se reserva una partida de 390.000 euros y el departamento de Promoción Turística, 400.000 euros.

    El conseller de Hacienda ha respondido que sólo como publicidad propiamente dicha se prevé un gasto de 390.000 euros por parte de la oficina de Comunicación, pero que el resto se corresponden con campañas de información o, en el caso de la Promoción Turística, parta la asistencia a ferias turísticas, entre otras cuestiones.

    Viviana de Sans ha añadido sobre este punto que en el caso de servicios sociales, por ejemplo, está previsto hacer en 2018 “un campaña informativa sobre la acogida de menores”, una cuestión que requiere “mucha publicidad, no sólo en los medios de comunicación”.

    Asimismo, además de criticar el impuesto turístico y la “ridícula” cantidad (1,4 millones del total de la recaudación) que gestionará el Consell, Mariano Juan ha echado en cara que el presupuesto de 2018 no incluya ni una partida para el compromiso de la institución de apoyar el proyecto de construcción de una nueva depuradora en Portinatx.

    Se suprime la plaza de uno de los tres celadores

    Por último, el pleno extraordinario y urgente celebrado ayer aprobó, también con el voto en contra del PP, la nueva relación de puestos de trabajo de la institución, que contempla la incorporación de nuevas cuatro plazas (dos de técnico superior, una de administrativo y otra de auxiliar) y la supresión de las de un celador de obras y de la de vicetesorero.

    La consellera del PP Pepa Costa ha criticado que el equipo de gobierno prescinda de uno de los tres celadores de obra para incorporar a un auxiliar administrativo. Costa ha reconocido que se precisa más personal administrativo dado el incremento de la carga de trabajo, que, según ha explicado la vicepresidenta segunda, Marta Díaz, se ha producido en este departamento en los últimos dos años. Pero ha echado en cara al equipo de gobierno que, en vez de atacar este problema, hace unos meses prefiriera crear ocho nuevas jefaturas, con un incremento salarial de 25.000 euros al año, cuando el coste anual de un auxiliar administrativo se sitúa en 21.000 euros.

    La consellera del PP también ha criticado la decisión de suprimir la plaza de vicetesorero al no poder cubrir la plaza, de carácter nacional, por el requisito del catalán. “Ahora bajan el perfil profesional”, ha lamentado Costa.

    En su réplica, la vicepresidenta segunda ha dicho que Costa es la persona “menos indicada” para lanzar estas críticas ya que fue ella como consellera de Personal la que la pasada legislatura “suprimió 163 de 800 puestos de trabajo en la institución”. Costa le respondió que no se eliminó ninguna plaza de la plantilla estructural, sino de contratos temporales con “principio y final”.

    Sobre la supresión de la plaza del vicetesorero, Díaz ha recordado que en el primer pleno del Consell, el 19 de abril 1979, bajo un gobierno de “derechas” con el difunto Cosme Vidal como presidente, se asumió el compromiso “insobornable de defender la personalidad e identidad de las islas de Ibiza y Formentera”. “La lengua forma parte de esta identidad”, ha añadido Díaz. “No por esto daremos un peor servicio. Garantizamos lo que ya dijo el pleno de 1979 bajo un gobierno de derechas”, ha subrayado.

    LEAVE A REPLY