El ttulo de cataln no ser un requisito para los mdicos que optan a plazas en Urgencias

    14
    0
    SHARE


    Los once médicos que se han presentado a la convocatoria para cubrir ocho plazas en el servicio de Urgencias del Hospital Can Misses no tendrán que saber catalán para poder optar a ellas, según ha afirmado la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

    Esta misma semana ha llegado una resolución provisional, una diligencia firmada por el director del Ib-Salut, Juli Fuster, avalada por un informe jurídico, en la que se asegura que «el requisito del catalán queda excluido en esta convocatoria».

    Desde la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera recuerdan que el decreto de catalán establece que, en el caso de que haya menos aspirantes que plazas a cubrir, no se exigirá el conocimiento de esta lengua. Sin embargo, insisten, tampoco se va considerar requisito en este caso a pesar de que hay más profesionales (once) que vacantes ofertadas (ocho).

    Los responsables del hospital reconocen que, en un primer momento, se excluyó de la convocatoria a los médicos que carecían del título de catalán, pero que de forma casi inmediata el Servei Balear de Salut envió la resolución en la que se incluye, finalmente, a estos profesionales entre los que pueden ocupar las vacantes. «Aquellos a los que se descartara por el tema de la lengua, aparecerán en este proceso. Los que quedaron descartados por otros motivos quedarán excluidos», apuntaron desde la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

    Garantía asistencial

    Un portavoz del equipo directivo del hospital ibicenco hizo hincapié en que la garantía asistencial estará siempre por delante del decreto de catalán. De hecho, desde la gerencia sanitaria de las Pitiusas recalcan que la decisión de la dirección del Ib-Salut en el caso del servicio de Urgencias del Hospital Can Misses es un ejemplo de ello. En este sentido, están convencidos de que esta actuación servirá de ejemplo para otras situaciones que se presenten.

    Los profesionales del Área de Salud de Ibiza y Formentera están divididos por el decreto del catalán de la conselleria balear de Salud, que exige a médicos y enfermeras que conozcan las dos lenguas cooficiales: castellano y catalán. Algunos están convencidos de que esto disuadirá a los profesionales de venir a las Pitiusas y que, incluso, supondrá que muchos las abandonen mientras que otros defienden que los pacientes deben tener la opción de poder comunicarse con médicos y enfermeras en su lengua, si así lo desean.

    El director del Ib-Salut, Juli Fuster, desmintió el jueves durante una visita a Ibiza que se vaya a producir una fuga de profesionales sanitarios por el decreto de catalán precisamente porque éste «permite muchas exenciones», como la que se ha hecho con las plazas vacantes en el servicio de Urgencias del Hospital Can Misses. Fuster afirmó sentirse «muy tranquilo» y concluyó: «Cualquier persona que diga que se va a quedar sin trabajo, no es así».

    LEAVE A REPLY