Emocin contenida en por la exhumacin de la fosa del cementerio de Sant Ferran en Formentera

    11
    0
    SHARE


    Memoria Histrica. El inicio de los trabajos de exhumacin de los restos de los cinco formenterenses fusilados en 1937 por el rgimen franquista est levantando mucha expectacin, sobre todo entre los familiares, y cierta incertidumbre tras descartar encontrarlos en el primer emplazamiento excavado.

    nA primera hora de la mañana de ayer, los especialistas de la Sociedad de Estudios Aranzadi, expertos en la exhumación de fosas, y dos operarios del Consell de Formentera empezaron a excavar bajo la lluvia en el primero de los enclaves del cementerio de Sant Ferran, donde supuestamente podrían estar enterrados los cinco cuerpos de los formenterenses fusilados el 1 de marzo de 1937 contra la pared de Migjorn del propio cementerio.

    A las 13 horas y tras varias horas de sacar arena cuidadosamente, la responsable de la excavación, la antropóloga forense y arqueóloga Almudena García-Rubio, avanzó que habían encontrado restos humanos pero que pertenecían a un enterramiento ordinario. Conclusión a la que llegaron al comprobar la posición de los dos cuerpos hallados que se encontraban superpuestos.

    Este primer sondeo, donde ya se descarta al 80% que estén los restos de los cinco formentenses asesinados, se realizó sobre un rectángulo de dos metros por uno y a unos setenta centímetros de profundidad, aunque luego se fue ahondando más, hasta el metro veinte aproximadamente. La directora de la exhumación explicó que cuando llevaban unos cincuenta centímetros excavados ya empezaron a ver una coloración distinta de la tierra que les indicaba haber llegado a un enterramiento ordinario. Además, este enterramiento sigue la misma orientación que las tumbas vecinas: «La mañana ha sido fructífera porque ya podemos interpretar los primeros restos», detalló la especialista. Añadió que la clave es «entender las dinámicas del cementerio y si no encontramos nada seguiremos con la siguiente fase», precisó García-Rubio.

    Por la tarde y para descartar definitivamente este lugar como posible fosa común, ampliaron la superficie del sondeo pero sin resultados positivos. Por eso prepararon ya la segunda zona donde esta mañana, a las 8 horas, empezarán a trabajar y que se encuentra en la esquina izquierda del fondo del cementerio. Pero antes terminarán la investigación iniciada ayer en el primer lugar para descartar con total seguridad cualquier posibilidad de que los restos se encuentren en este lugar.

    A lo largo del día pasaron por el cementerio de Sant Ferran varios familiares de los asesinados. El ambiente era de emoción contenida, expectación y una mezcla de tristeza pero a la vez de esperanza de poder recuperar los restos de sus antepasados represaliados por la dictadura franquista y darles una digna sepultura.

    Los familiares

    Uno de los familiares, Miquel Ribas Torres, sobrino de José Ribas Marí, asesinado cuando tenía 37 años, manifestó: «Estoy muy de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica, para que los familiares podamos darles un entierro digno porque ya sabemos que estas fosas fueron una salvajada, lo que hoy se está haciendo aquí es cuestión de dignidad, lástima que no lo hayamos podido hacer mucho antes». Miquel Ribas afirmó que desconoce el motivo por el que fusilaron a su tío: «No lo sé, eran tiempos de locura colectiva, tal vez le acusaron de haber quemado alguna iglesia, lo que sí sé es que dejó una viuda y dos hijos». Añadió que se alegraba de la colaboración de todos los organismos oficiales en esta cuestión. «Ya tocaba», concluyó.

    Otro de los familiares, Carmen Ferrer, nieta de Jaume Ferrer Ferrer, fusilado a los 45 años (era el mayor de todos), se expresó en similares términos. En caso de encontrar los restos de su abuelo, manifestó que «sería poner punto y final a una historia triste». Relató que su abuelo era marinero y había viajado por América pero una de las veces que regresó «cuadró que coincidió con esa época y por cosas, que no sé si en realidad eran políticas o por rencillas, también le cogieron, él en realidad no estaba en política pero le tocó como a muchos otros. Tenía mujer dos hijos y una hija».

    Todos los familiares estuvieron pendientes a lo largo del día de los trabajos.

    LEAVE A REPLY