En el piso consuma droga en grupo, pero no la venda

    21
    0
    SHARE


    La sección primera de la Audiencia Provincial de Palma dejó ayer visto para sentencia el juicio contra seis británicos acusados de formar una red de venta de drogas en Sant Antoni. Sin embargo, solamente dos de los denunciados (A.D.R. y G.J.P) se sentaron en el banquillo por estos hechos, ocurridos en 2013, y cuatro de ellos fueron declarados en rebeldía al no presentarse en la vista oral. «En el piso consumíamos droga en grupo, pero yo no vendía cocaína, ketamina ni pastillas», declaró G.J.P. ante el tribunal.

    Las defensas de los acusados, ambos nacidos en Birmingham (Inglaterra), pidieron una sentencia absolutoria y alegaron que «no existen pruebas» que acrediten que los estupefacientes hallados en los apartamentos inspeccionados por la Policía Judicial de la Guardia Civil pertenecieran a sus clientes. La Fiscalía, por su parte, mantuvo su petición de cuatro años y medio de prisión y una multa para cada uno de 32.204 euros.

    G.J.P. negó formar parte de una banda de venta de drogas y aseguró que no conocía al resto de denunciados. A continuación afirmó que él solo estaba de vacaciones en Ibiza. En cuanto a su estancia en la isla, relató que durante una semana durmió en el sofá cama de un piso de Sant Antoni, situado en la calle es Vedrà, donde residían otros extranjeros y que solo conocía a dos de ellos. Según su relato, la droga que se encontró en ese apartamento era «para consumo propio». «Yo acababa de llegar a la isla y no conocía a nadie, solo a dos de los que vivían en ese piso. Les di dinero para que compraran estupefacientes», señaló el acusado durante el juicio celebrado ayer en Palma.

    Playa y drogas

    Este británico relató cómo era su día a día en Ibiza. Por el día se dedicaba a ir a la playa y a ver los partidos de la selección inglesa con sus compañeros de piso, con los que por la noche consumía droga. «Todos tomábamos estupefacientes», insistió el acusado, quien también negó que los siete gramos de cocaína y las pastillas que le hallaron eran para consumo propio.

    Asimismo, señaló que en aquella época era consumidor de cocaína y recordó cómo había sido su detención. «Cuando quedé libre sin fianza me devolvieron el pasaporte y regresé a Inglaterra. Pensaba que todo esto había acabado y que no estaba acusado. No me llegó ninguna citación», afirmó el inglés durante el juicio.

    De hecho, aseguró que se enteró de que estaba citado para este juicio por un delito contra la salud pública porque otro de los acusados, A.D.R., contactó con él «a través de Facebook». A.D.R. sí recibió la notificación para acudir a declarar a la Audiencia Provincial de Palma y buscó el nombre de G.J.P. en esta red social porque le llamó la atención que ambos fueran de la misma ciudad.

    La investigación de este caso comenzó el 14 de agosto de 2013. La policía judicial de la Guardia Civil de Ibiza irrumpió este día en un apartamento de la calle Barcelona de Sant Antoni en el que residían algunos de los acusados. Allí encontraron una gran cantidad de pequeños paquetes con droga preparados para su venta al por menor, según señala la acusación del Ministerio Fiscal. Los agentes realizaron otro registro en el domicilio de estos últimos, en la calle Es Vedrà de Sant Antoni, y allí encontraron también gran cantidad de paquetes de pequeño tamaño con cocaína, MDMA y ketamina, todo ello organizado para la venta en las calles de Sant Antoni. Algunos de los acusados eran, presuntamente, los encargados de suministrar las drogas a otros para que las vendieran al por menor, señala el escrito del Ministerio Fiscal. Los agentes realizaron otro registro en el domicilio de estos últimos.

    LEAVE A REPLY