Hablar de polticas de igualdad sin destinarles dinero no sirve de nada

    14
    0
    SHARE


    La aprobación inicial de la Cartera de Servicios Sociales, que recogerá el conjunto de prestaciones que ofrece el Consell, es uno de los «hitos» más importantes para Lydia Jurado. La consellera insular de Bienestar Social de Podemos hace un balance «muy positivo» de este 2017, ya que asegura que han conseguido mejoras, «en un tiempo récord», como el aumento de la partida presupuestaria para este departamento, el desbloqueo del centro de es Gorg y la atención a menores y a personas con discapacidad. Y está estudiando con el Govern asumir la gestión de la Oficina de la Dona.

    ¿Qué balance hace de la conselleria de Bienestar Social, Sanidad e Igualdad en 2017?
    Hemos trabajado muy duro, sobre todo durante este año, cuando hemos dado el impulso para aprobar inicialmente la Cartera de Servicios Sociales, lo que supone un hito para nosotros. Desde 2009, cuando se hizo la ley, no se había trabajado nada para iniciar el trámite administrativo necesario y hace unas semanas aprobamos el sistema de admisión en las residencias, por lo que le damos más impulso y está más cerca su aprobación definitiva.

    ¿En qué punto se encuentra el proyecto del centro de baja exigencia de es Gorg?
    Seguimos apostando para que sea pronto una realidad. Cada vez está más cerca. Hace tres semanas nos reunimos con el Ayuntamiento de Vila antes de la aprobación de los presupuestos, que incluye una partida de un millón de euros para iniciar las obras el año que viene.

    Si las obras comienzan en 2018, ¿cuándo podrá ser una realidad este recurso para las personas sin hogar?
    No lo puedo decir… Si no ocurre nada que pare la obra ni la retrase, a nosotros nos encantaría que fuera a finales de 2018, pero también podría iniciarse a principios de 2019. Lo que está claro es que será una realidad, pese a que ha estado parado muchos años. Ha llevado muchísimo trabajo desbloquear la tramitación, poner de acuerdo a todos los ayuntamientos… Es muy necesario tener un centro de baja exigencia en Ibiza.

    Cáritas ha reiterado en varias ocasiones que atiende a un colectivo, las personas sin hogar, que es competencia de los ayuntamientos y que estos recursos podría destinarlos a cubrir otras necesidades.
    Las administraciones competentes tenemos que ponernos las pilas en este aspecto. En esta legislatura se ha luchado por sacar adelante el proyecto del centro de baja exigencia, que estaba parado desde hace años. Pero en esta legislatura también hemos tenido mucho trabajo con otros temas importantes como la creación de la Cartera de Servicios Sociales, la atención a menores, dotar a Ibiza de un centro de educación especial para evitar desplazamientos a Palma, el impulso de los acogimientos y el trabajo en igualdad.

    ¿Qué presupuesto reserva el Consell para las entidades que trabajan en materia de igualdad?
    En 2017 repartimos 40.000 euros entre entidades que trabajan en materia de igualdad y para el año que viene hemos reservado 50.000 euros para esta línea de subvenciones en los presupuestos de la institución. Además, partimos de que cuando entramos en el gobierno del Consell no había ninguna cantidad asignada a igualdad.

    ¿Qué cantidad ha destinado su conselleria a las asociaciones que luchan contra la discriminación de las mujeres?
    Un total de 290.000 euros. Decir que se lucha por la igualdad sin inversiones no tiene sentido. Hablar de políticas de igualdad sin destinarles dinero no tiene sentido, ya que sin presupuesto no puedes desarrollar ningún proyecto. Por ejemplo, este año tuvo mucho éxito el proyecto de cortometrajes dirigido a jóvenes ‘Corto y cambio de rol’. Aparte de crear la dirección de Igualdad y dotarla de presupuesto, hemos creado la Comisión Interdisciplinar contra la violencia de género.

    ¿Es suficiente la cantidad que recibe del Govern para la Oficina de la Dona?
    No, no es suficiente. El coste del convenio son 300.000 euros, pero el gasto total real son 490.000 euros. Los 190.000 euros restantes los ponemos nosotros. Ya dije que no se dejará de asistir ni dar servicio a ninguna mujer que acuda a la Oficina de la Dona por falta de dinero.

    ¿Reclamarán al Govern una mejora del convenio?
    En lo que estamos trabajando es en las transferencias de las competencias, pero antes tenemos qué evaluar cuál es el gasto total para que el Govern la pueda hacer efectiva.

    Este año su conselleria disponía de 23 millones y en 2018 contará con 25 millones de euros. ¿A qué se debe este incremento?
    Al aumento del dinero destinado a conciertos sociales [una fórmula que evita que las entidades dependan de las subvenciones, por lo que garantiza la prestación de los servicios concertados entre las instituciones y las asociaciones]. Para los servicios de menores se destinarán en 2018 cuatro millones de euros, un 29,8% más que en 2017. En cuanto a la cantidad destinada a los conciertos para asociaciones que trabajen con personas con discapacidad, el Consell aportará 3,8 millones, un 39% más con respecto al año pasado.

    ¿Cuándo publicará el Consell la convocatoria de esta línea de conciertos?
    Está previsto publicarla en el primer trimestre de 2018. Se trata de cubrir con las entidades sociales las necesidades a las que no llegan las instituciones y fortalecer el tejido asociativo de Ibiza. Hay algunos servicios que nosotros no podemos prestar, por lo que se ofrecen a través de conciertos con las asociaciones.

    ¿Servirán para compensar los recortes en las ayudas que han sufrido algunas entidades?
    La existencia de conciertos sociales no implica eliminar las subvenciones, son conceptos diferentes. Con estas ayudas se financian proyectos concretos y no podemos dejar este apartado desatendido. La línea de subvenciones para iniciativas concretas en 2018 será de 700.000 euros, 70.000 más que este año.

    ¿Por qué asociaciones como Aemif o Apneef han visto reducidas las subvenciones que reciben del Consell?
    No es que demos menos dinero, sino que las asociaciones presentan un proyecto y en base a eso se asigna una cantidad presupuestada. Lo que ha pasado este año es que más entidades han optado a recibir ayudas, por lo que el presupuesto se ha repartido más. Nosotros, como administración, no podemos ir al ritmo de la sociedad civil, vamos lentos. Reconozco que si hubieran estado los conciertos a finales de año, las asociaciones no se hubieran visto tan afectadas al recibir menos dinero con las subvenciones.

    ¿Cómo es la relación con las entidades sociales?
    Hemos recuperado el Consell dels Serveis Socials, que es interinstitucional y en el que participan asociaciones y colegios profesionales, y ha tenido muy buena acogida. Explicamos el trabajo que se está realizando dentro del departamento, por lo que [las entidades sociales] obtienen información de primera mano y nosotros recogemos sus peticiones. Lo ideal es convocar este encuentro dos veces: a principios y a finales de año.

    ¿Qué ventajas supone la creación de la Cartera de Servicios Sociales?
    Establecer y dar a conocer los servicios que presta el Consell de Ibiza, ya que siempre ha habido un poco de confusión. Ofrecemos servicios sociales específicos, sobre todo para personas con discapacidad y menores, que es por donde hemos empezado. Su creación implica que se blinden estos servicios y que no cambien en cada legislatura.

    Pero dependencia es competencia del Govern…
    Sí, pero la dependencia es una consecuencia de la discapacidad y nosotros tenemos que prestar servicios a las personas que sufren algún tipo de discapacidad, y hasta ahora no se había hecho. La creación de la Cartera de Servicios Sociales es muy importante porque se dejará la estructura hecha y no cambiará con el gobierno de turno.

    Su conselleria ha apostado fuerte por el acogimiento de menores. ¿Qué mejoras o cambios ha impulsado?
    Antes, los acogimientos se pagaban a través de una subvención de libre concurrencia. Nosotros creemos que las familias son como ‘mini centros’ y ofrecemos una prestación mes a mes. Además, hemos elaborado una normativa para que esta fórmula también quede blindada.

    La primera vivienda de emancipación en Ibiza para jóvenes extutelados por las administraciones iba a ser una realidad este año 2017, según anunció la consellera balear de Asuntos Sociales, Fina Santiago, pero aún no está lista. ¿A qué se debe este retraso y cuándo estará disponible?
    El piso está prácticamente listo, pero falta un trámite administrativo y el Govern ya ha contratado al educador social. La necesidad de este recurso no se había planteado nunca hasta que nosotros llegamos al Consell. Cuando los menores del centro Padre Morey alcanzaban la mayoría de edad tenían que irse a Palma o regresar al hogar con la familia a la que se le había retirado la tutela. Esto no tiene ningún sentido y por eso hemos luchado para que Ibiza disponga de este recurso.

    En 2016 estaba previsto que el Govern traspasase al Consell la gestión de las residencias de Sa Serra y Can Blai. ¿Cuándo asumirán estas competencias?
    No asumiremos las competencias hasta estar seguros de que podemos prestar con garantías el servicio.

    LEAVE A REPLY