La Aemet prev un invierno "clido" y "normal" en lluvias en Ibiza y Formentera

    18
    0
    SHARE


    La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que el invierno, que comienza mañana a las 17 horas y 28 minutos y que se prolongará hasta el 20 de marzo de 2018, será “cálido”, con temperaturas en torno a medio grado más altas de las habituales, y con una cantidad de precipitaciones “normales”, teniendo como referencia para todo ello el periodo comprendido entre 1981 y 2010.

    “En general, la tendencia de las temperaturas a lo largo del trimestre es a ir bajando, poco a poco, en valor medio hasta finales de enero o primeros de febrero, en que inician un paulatino ascenso”, explica la Aemet en una nota de prensa, en la que indica que la estación tendrá una duración total de 88 días, 23 horas y 47 minutos.

    Así, apunta que “lo más probable es que la temperatura media del próximo trimestre sea de 0 a 1ºC superior a 11ºC, que es el valor medio que caracteriza el invierno en Eivissa y Formentera”, una situación que se espera para cada uno de los meses.

    Respecto a las lluvias, la predicción apunta a que si entre enero y marzo suelen caer 116 litros de agua por metro cuadrado, en el conjunto del primer trimestre de 2018 la situación sea similar. Eso sí, por meses la situación puede variar, pues en enero y marzo se espera que llueva hasta 10 litros por metro cuadrado menos de lo habitual, en febrero puede llover hasta 10 litros por metro cuadrado más de lo normal.

    Para las fiestas navideñas, la Aemet destaca que se prevé que los días sean ligeramente cálidos, sin descartar precipitaciones. “Los modelos numéricos apuntan a que es probable que hasta la segunda fiesta de Navidad no llueva y las temperaturas máximas alcancen 15 o 16ºC y las mínimas 11ºC. A partir del 27, las temperaturas ascenderán hasta 16ºC o 18ºC, con mínimas de 13ºC, sin descartar algunas precipitaciones”, se detalla en el comunicado.

    Tercero otoño más frío de los últimos 30 años

    El otoño que finaliza ha sido, por su parte, frío, con una temperatura media de 18,1ºC, lo que supone 0,8 grados por debajo de lo habitual en esta época y lo que lo sitúa como “el tercero más frío de los últimos 30 años”. Por meses, octubre fue “normal”, pero septiembre, noviembre y diciembre han sido “fríos” con temperaturas de 1,1ºC, 1,2ºC y 2,2ºC, respectivamente, por debajo de los valores normales.

    Las temperaturas más altas de la estación que acaba se registraron el día 24 de septiembre en Formentera con 31,4ºC y el 25 de septiembre en Sant Joan, con 30,9ºC. El termómetro marcó las cifras más bajas el 4 de diciembre en Sant Joan, con una temperatura mínima de 1,8ºC bajo cero, y el mismo día en Formentera, con 3,2ºC.

    En lo referente a precipitaciones, este ha sido un otoño seco, con un 56 % por debajo de los valores normales, apunta la Aemet. “Si lo normal es que llueva 190 litros por metro cuadrado, durante esta estación ha llovido 84 litros por metro cuadrado”, señala y agrega que septiembre y octubre fueron “secos” y noviembre y lo que llevamos de diciembre “muy secos”.

    Respecto a las cantidades más importantes de precipitación, éstas se registraron los días 18 y 19 de octubre con 30,6 l/m?2; en Sant Vicent y 17,7 en Formentera, respectivamente.

    El otoño ha sido poco ventoso. En el aeropuerto de Eivissa ha habido un cuatro días menos de viento fuerte que el valor normal”, detalla.

    Un 2017 ligeramente frío y seco

    La Aemet también ha realizado una valoración del año 2017, que resume como “ligeramente frío”, con una temperatura 0,4 grados por debajo de lo normal, y “seco”, con “una anomalía negativa del 45%”.

    Sobre temperaturas, apunta que enero, septiembre, noviembre y diciembre han sido meses fríos, siendo diciembre el más frío de ellos; abril y octubre fueron normales y el resto, cálidos.

    “Se destaca la ola de calor que afectó a Pitiüses durante los cinco primeros días de agosto en que se alcanzaron las temperaturas más altas del año”, apunta la Aemet, que detalla que en Sant Joan se llegó a los 37,7ºC el día 2 y en Formentera a los 37,8 ºC el día 3, y que las temperaturas mínimas más altas se dieron el 2 de agosto con 28,1ºC en Vila y 27,9ºC en el aeropuerto, “constituyendo récord absoluto”.

    Por su parte, las temperaturas más bajas del año se dieron en Formentera, el 18 de enero, con 2,9ºC y el 4 de diciembre en Sant Joan de Labritja con 1,8ºC bajo cero. Y se apunta que el 17 de enero nevó a 200 metros.

    Asimismo, enero y agosto fueron meses lluviosos y el resto, “normales o secos”. Enero fue el que registró más precipitaciones, con un 164% más de lo habitual.

    “Se destacan las precipitaciones importantes que se registraron el 19 de enero con 37 litros por metro cuadrado en Sant Vicent, y 28,5 litros por metro cuadrado en Formentera, y las del 10 de agosto con 91 litros por metro cuadrado en Sant Antoni, 88 litros por metro cuadrado en Santa Eulalia y 82 litros por metro cuadrado en Formentera”. En este sentido, sostiene que el 10 agosto llovió “entre cinco y seis veces más de lo que suele llover en todo un mes de agosto”.

    LEAVE A REPLY