Los chicos se sincronizan

    17
    0
    SHARE


    El Campeonato del Mundo de natación del año 2015 celebrado en Kazán (Rusia) tuvo muchos nombres propios, pero será especialmente recordado por revolucionar la versión artística. La antes llamada natación sincronizada dio paso a los hombres, que habían sido vetados hasta el momento. Un cambio que devolvió al agua a la brillante Gemma Mengual, que formó el dúo mixto junto a Pau Ribes. En aquel evento, el estadounidense Bill May fue el primero de la historia en colgarse una medalla de oro.

    «Los hombres también se sincronizan», aseguró May durante una masterclass que impartió en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat (Barcelona) hace dos semanas. Unas jornadas que contaron con el cuerpo técnico de natación artística de la Federación española (RFEN). Las Pitiüses estuvieron representadas por la entrenadora Marcela Ribas (Club Deportivo Sincro Ibiza) y por los nadadores Joan Vicent Riera, de 28 años, y Àngel Costa, de únicamente nueve. El encuentro se organizó a toda prisa, por lo que no pudo asistir Adrià Mas, de también nueve años, que era uno de los que tenía previsto acudir.

    Los mejores del país

    En total, unos 10 adultos y seis menudos nadadores artísticos recibieron los consejos de la estrella estadounidense. «Nos impartió unas clases en seco, para saber cómo trabajar con los chicos. También vimos aspectos como la promoción entre los hombres y estuvimos mirando algunos aspectos de las coreografías», explicó Marcela Ribas sobre las clases de May, que trabaja con el Circo del Sol en el número que tiene fijo en Las Vegas.

    Por su parte, Joan Vicent Riera, que ya lleva dos años entrenando esta especialidad, calificó la experiencia de «impresionante y muy nutritiva».

    «La verdad es que me gustó mucho. Me sorprendió lo cercanos que son pese a ser deportistas de élite», apuntó sobre May y Pau Ribes, que también formó parte del equipo.

    Tabúes y prejuicios

    «La verdad es que me veo mucho mejor que hace dos años. Estuve trabajando con Bill un poco la parte artística. Alucinó de que en España hubiera tantos chicos con talento», aseveró Joan Vicent Riera.

    El Sincro Ibiza cuenta con casi una decena de chicos, pero Marcela Ribas asegura que todavía falta mucho trabajo para derribar algunas barreras sociales. «Todavía cuesta que los padres traigan a los niños a los entrenamientos de invierno. Aunque somos muy liberales y cada vez hay más chicos, hay muchos tabúes y prejuicios», afirmó la preparadora ibicenca.

    Asimismo, animó a los interesados a contactar con el club mediante el teléfono 607.546.881, en el perfil de Facebook o en las instalaciones municipales de la piscina de Can Misses.

    LEAVE A REPLY