Macrojuicio en Palma contra 12 detenidos por drogas en Ibiza en 2013

    21
    0
    SHARE


    Los magistrados de la sección segunda de la Audiencia Provincial tienen previsto juzgar la próxima semana en Palma, de lunes a viernes, a doce personas acusadas de tráfico de drogas que fueron detenidas en Eivissa en septiembre de 2013. Los acusados, que según el escrito del ministerio fiscal se dedicaron al narcotráfico en Ibiza entre junio y septiembre de 2013, se enfrentan a penas que oscilan tres años y medio y cinco años de prisión.

    Este macrojuicio es consecuencia de una operación que llevaron a cabo en la isla los agentes del Equipo de Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil de Illes Balears, llegados desde Mallorca, apoyados por los especialistas del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de Eivissa.

    Se trata de la operación Brecha, que los agentes del ECO y el SVA finalizaron la noche del 27 al 28 de septiembre, cuando realizaron cinco registros en domicilios de la isla, tres en el municipio de Sant Josep –uno en el pueblo y dos en la zona de Platja d’en Bossa– y los otros dos en el de Santa Eulària, en concreto en viviendas del núcleo turístico de Cala Llonga.

    Aunque los agentes detuvieron a quince personas, para tres de ellas el ministerio público solicitó el sobreseimiento provisional de las actuaciones y, al no haber acusación particular, no irán a juicio. Sí están citados para sentarse en el banquillo de los acusados los otros doce detenidos, diez hombres y dos mujeres de varias nacionalidades: españoles, británicos y neerlandeses.

    En los registros que realizó la Guardia Civil se encontraron, en total, cerca de 2.000 pastillas de MDMA, el principio activo del éxtasis, además de otros tipos de droga, si bien en cantidades inferiores.

    Los agentes también decomisaron unos 1.300 gramos de marihuana, 50 gramos de cocaína y cien de ketamina. También intervinieron varias básculas de precisión, numerosas bolsas con autocierre y sustancias especiales para ‘cortar’ la droga y lograr un mayor beneficio económico.

    De igual forma, en los registros los agentes del ECO de Mallorca hallaron en los domicilios que registraron en la isla unos 11.000 euros que, supuestamente, procedían del tráfico de drogas.

    El detonante de la operación

    Al parecer, la operación Brecha comenzó meses atrás de que fueran practicadas las detenciones, cuando los agentes de la Guardia Civil decomisaron 5,5 kilogramos de cocaína, según informaron en su momento desde la comandancia del instituto armado en Balears.

    Además de las penas de prisión, el ministerio público reclama para los doce acusados sanciones económicas que van desde 50 euros hasta 36.50o, dependiendo de la cantidad de droga decomisada a cada acusad0.

    LEAVE A REPLY