Mejor heronas que princesas

Mejor heronas que princesas

11
0
SHARE


El paseo de Vara de Rey acoge una jornada de actividades ldicas y educativas para las familias con el fin de sensibilizar sobre las actitudes agresivas y de dominacin que sufren las mujeres y animar a poner en evidencia a los que difunden estos estereotipos. As se propone en los folletos del Institut Balear de la Dona, que recopila acciones que van del boicot a la denuncia de establecimientos o productos que usan publicidad sexista.

Sólo hacía dos días que María Palerm supo que era la vencedora del concurso de dibujos contra la violencia machista y su obra se convertía en la imagen oficial de la diada del Ayuntamiento de Ibiza. Poco antes de recibir el premio, seguía explicando ilusionada el motivo de su ilustración: «Detrás de un maltrato a una mujer suele haber una segunda víctima, el hijo, que, además, se convierte en una persona propensa a mantener esas actitudes».

La escena muestra en primer plano el rostro en lágrimas de un menor y detrás las sombras del padre agrediendo a la madre, «con colores apagados para reflejar tristeza y la frase escrita con caligrafía infantil». El lema es bien conciso: « Prou de violència de gènere».

Otros 48 carteles participantes en el concurso quedaban expuestos en el mural instalado en s’Alamera. Como el de Alba Martínez, también alumna de Blanca Dona, aunque de primero de Bachillerato, un curso menos que la vencedora. El suyo es un cuadro con acuarelas de gran realismo, en el que una mujer mantiene la mirada firme y segura a pesar de sus moretones en los ojos. «Quería que su rostro dijera a las mujeres que deben mantenerse fuerte y denunciar», evocaba.

Frente a la exposición de los carteles, una mesa exhibe diversos ejemplares los cómics participantes en el otro apartado del concurso contra la violencia machista. El autor vencedor del segundo premio, Miguel Ángel Sánchez, en ese momento sostiene unas nubes con eslóganes reivindicativos y se retrata en un fotomatón, junto a su mujer y un amigo.

«He querido reflejar las distintas situaciones de discriminación que puede llegar a sufrir una mujer en un día, desde que se despierta y debe preparar el desayuno para la familia, antes de ir a un trabajo en el que cobra menos que los hombres, hasta que se va dormir en una habitación separada para cuidar el bebé», lamentaba Sánchez. Beatriz Muñoz, su pareja, remataba que en su caso no se dan estas situaciones: «En casa todo se reparte entre los dos, él sí que cumple».

Dominación psicológica

Una de la participantes más jóvenes, Jennifer Cortés, de diez años, relata otras situaciones de dominación que algunas mujeres deben sufrir ya desde bien pequeñas. Como la que ejercen los hermanos protagonistas de su cómic, «que obligan a hacer todo el trabajo a su hermana porque es la única chica».

«La violencia contra las mujeres no es sólo física», recordaba la concejala de Participación e Igualdad, Carmen Boned, quien apuesta por iniciativas como las de Vara de Rey «para acabar con esta lacra». «Mucha gente joven tiene normalizadas situaciones que no deberían serlo». Por ello, Boned recomendaba sumarse al Pacto Social contra las violencias machistas en la parada del Instituto Balear de la Mujer, donde se repartían folletos con «acciones propuestas», como «denunciar la difusión de estereotipos de género».

«Había un centro de ocio infantil que anunciaba una fiesta de ‘héroes y princesas’ y se les pidió que lo cambiaran, porque las niñas también pueden ser heroínas», advertía Boned. En este sentido, el Casal de Dones también mostraba el material educativo editado para las escoletes con «ejercicios de cambios de roles». «Nos dimos cuenta de que en todos los centros sólo había maestras, así que buscamos un equilibrio y que los niños jueguen a ser floristas y las niñas, bomberos», explicaba la técnica del Casal, Roser Alenyar.

LEAVE A REPLY