Multa de 20.000 euros a un local de Pou des Lle por celebrar fiestas sin permiso

    13
    0
    SHARE


    El Ayuntamiento de Santa Eulària ha multado con 20.001 euros al establecimiento de playa de Pou des Lleó que este verano organizó diferentes fiestas multitudinarias en la zona sin tener licencia para a desarrollar este tipo de actividades. El Consistorio ha denegado las alegaciones hechas por parte del negocio de que se había tratado de un hecho puntual y espontáneo promovido por los clientes puesto que existen elementos publicitarios de esta y otras celebraciones similares.

    El expediente sancionador se comenzó después de que la Policía Local de Santa Eulària se personara el día 2 de julio, sobre las 20.45 horas en este paraje de la parroquia de Sant Carles y comprobara que a la terraza y los alrededores del establecimiento se congregaban cerca de un centenar de personas y que un grupo musical estaba ofreciendo un concierto.

    Los agentes levantaron un acta de inspección de establecimientos en que hicieron constar que se estaba haciendo uso de dominio público, sin disponer de permiso para hacerla y sin informar de las medidas de seguridad existentes. Después de la comunicación de que no se podía desarrollar la fiesta, la Policía constató que a las 22.55 horas todavía estaba en marcha.

    Estos hechos se consideraron una infracción muy grave del artículo 104.2 de la ley 7/2013 de Régimen Jurídico de Instalación, Acceso y Ejercicio de Actividades en las Islas Baleares puesto que supone desarrollar una actividad no permanente mayor sin tener los permisos necesarios. Esta infracción se puede sancionar con entre 10.001 y 100.000 euros y en la imposición de la cuantía se ha tenido en cuenta la intencionalidad en no haber parado la fiesta y la advertencia policial. En sentido contrario, no se ha aplicado la multa en la parte superior del tramo puesto que no se ha considerado la existencia de un peligro evidente e inmediato para las personas o el medio ambiente.

    El Consistorio comunicó la resolución al interesado el 12 de septiembre, abriendo un periodo de alegaciones. En este sentido, el responsable de la fiesta alegó que había sido un hecho puntual y espontáneo surgido a instancia de los clientes del local. En este sentido, la fiesta del día 2 había sido publicitada, pero la recopilación de información hecha por los servicios municipales permitió anuncios de fiestas los días 29 de mayo (“Opening Party”) y 24 de junio.

    LEAVE A REPLY