Nos han dejado sin nada

    13
    0
    SHARE


    Una familia de Formentera se ha quedado literalmente «sin nada» después de que el pasado miércoles, mientras disfrutaban del partido del Formentera contra el Athletic de Bilbao en una cafetería de Sant Francesc, les entraran a robar en su casa de Cala en Baster y le prendieran fuego.
     

    La casa ha quedado totalmente destrozada, sobre todo en la parte posterior y ha sido precintada porque corre riesgo de derrumbe. Las paredes están completamente agrietadas y la estructura ha resultado dañada, por lo que han tenido que alojarse en una casa que les han cedido unos familiares.
     

    «No sabemos ni lo que nos han robado, porque está todo destrozado», cuenta emocionada Paquita Castelló. El miércoles salió, como muchas otras familias de la isla, con su marido Toni Mayans y su hijo de siete años, a ver el partido de su equipo: «Volvimos a casa con la alegría de la clasificación del Formentera y cuando llegamos a casa nos sorprendió que estuvieran todas las luces apagadas. Siempre dejamos una encendida porque ya nos entraron a robar hace 15 meses. Solo estaba iluminada nuestra habitación. Cuando mi marido fue a entrar se encontró con que la puerta estaba forzada, la casa estaba llena de humo y las habitaciones ardiendo».

     

    «No hay derecho»
     

    La familia llamó al 112 y a Protección Civil –de la que Paquita es voluntaria–, que acudieron muy rápido. «En pocos minutos estaban aquí, pero ya era tarde. La parte de atrás de la casa estaba ya totalmente destrozada y la de delante muy afectada», cuenta Paquita.
     

    «Nos han dejado sin nada, ni ropa ni muebles ni nada y la casa a punto de caerse. Incluso me había dejado la documentación y las llaves del coche. No tengo nada». Al día siguiente los bomberos fueron a refrescar la vivienda y les dejaron entrar a la parte de delante del inmueble para que cogieran lo poco que se ha salvado.
     

    «Esto es horrible. No solo es que te roben, es que nos han dejado con lo que llevábamos puesto. Mi hijo tenía un susto tremendo y mi marido está muy desilusionado. Es la casa de su familia, llevábamos viviendo tres años en ella y la había reformado él mismo en los últimos dos inviernos a nuestro gusto. No hay derecho», dice la afectada.
     

    «Por eso queremos hacerlo público, porque esto que está pasando en Formentera es muy grave. Nos han dicho  –continúa Paquita– que esa misma noche del partido entraron en otras casas. En esta zona de Cala en Baster, en los últimos meses han entrado a robar en varias y tenemos mucho miedo». Hasta hace poco en Formentera «podías salir de casa y dejar la puerta abierta y ahora te da miedo salir un rato o irte de vacaciones porque no sabes cómo encontrarás la vivienda al volver e incluso da miedo quedarte con tu hijo sola en casa», asegura. «Parece –añade– que nos están vigilando. Los robos en inmuebles son algo muy habitual en Formentera y pedimos a las autoridades que hagan algo, es una situación muy dura. A ver si entre todos hacemos presión y nos dan soluciones».

    LEAVE A REPLY