Otras dos pginas web se enfrentan a sanciones hasta de 400.000 euros

Otras dos pginas web se enfrentan a sanciones hasta de 400.000 euros

18
0
SHARE


Las plataformas de alquileres vacacionales Homeaway y Wimdu también hacen caso omiso a los requerimientos del Consell para que retiren aquellos anuncios de viviendas que no están dadas de alta como estancias turísticas. Al igual que en el caso de Airbnb, ambas empresas consideran que quedan al margen de la actividad turística y la responsabilidad recae exclusivamente en los propietarios que se anuncian en sus plataformas. La sanción máxima a la que se enfrenta cada una de las tres plataformas digitales es de 400.000 euros.

El director insular de Turismo, Vicent Torres, Benet, dio ayer orden a los servicios de inspección de su departamento «para que abran las diligencias previas de los expedientes sancionadores», una vez recibida esta semana las respuestas negativas de Homeaway y Wimdu para adaptarse a la nueva regulación.

El Consell ya había enviado otros requerimientos a estas plataformas antes de la modificación de la ley de turismo, que ha permitido «que ahora se cuente con la herramienta para perseguir los alquileres ilegales», destacó Torres.

El director de Turismo considera «intolerable» la actitud de estas empresas comercializadoras de viviendas vacacionales, especialmente las declaraciones de Airbnb en las que criticaba al Consell «por no negociar con ellos» la regulación del alquiler. «Nosotros podemos entender que se pida un plazo de tiempo para adaptarse a los nuevos requisitos que marque la ley, pero lo que no podemos consentir es que debamos redactar las leyes a su medida», lamentó Torres.

Al contrario que estos casos, la empresa comercializadora Booking sí que ha aceptado cambiar sus anuncios.

LEAVE A REPLY