Plantean reducir un 60% las casas permitidas en sa Caixota

    18
    0
    SHARE


    La junta de compensación de la urbanización Vista Alegre de Sant Josep plantea suprimir la zona hotelera prevista en sa Caixota, en el área afectada por los desprendimientos que obligaron a demoler un edificio de apartamentos y varias mansiones tras las fuertes lluvias de septiembre de 2005. Así se explica en el documento ambiental estratégico de la modificación puntual del plan parcial que promueve esta junta ante la Comisión Balear de Medio Ambiente (CBMA).

    Con la recalificación de la manzana de uso turístico y la cesión al Ayuntamiento de una parcela en la zona para destinarla a equipamientos se plantea una rebaja del 60% de la edificabilidad de esta zona de riesgo, sobre todo gracias a la reducción de la densidad de casas permitida actualmente.

    Así, según la modificación puntual que se propone del plan parcial de la urbanización Vista Alegre, se suprimirán 41 de las 66 residencias que se permitían en el proyecto de urbanización de esta zona, autorizado por el Ayuntamiento de Sant Josep en 1993.

    Esta modificación puntual abarca una superficie de alrededor de 40.000 metros cuadrados, de los que 32.000 m2 corresponden a zonas en las que estaba previsto un uso lucrativo y el resto, para viales y zonas libres sin uso lucrativo.

    En primer lugar, se deja fuera del documento el suelo incluido en la franja de dominio público costero, un total de 6.769 metros cuadrados que suponen una disminución del 17% de la superficie respecto del plan parcial vigente. La franja de servidumbre de protección se recalifica, a su vez, como espacio libre privado en el que sólo se admitirán usos deportivos al aire libre o la ubicación de piscinas.

    45 apartamentos menos

    Pero el cambio más significativo que promueve el documento es la desaparición de la zona hotelera prevista en el actual plan parcial en una manzana de la urbanización situada en primera línea de costa, de una superficie de 10.636 m2. Se propone pasar este suelo a residencial con calificación de parque urbanizado, según detalla el documento ambiental, elaborado por la consultora Duna Baleares.

    En este terreno, donde se situaba el edificio residencial de una veintena de pisos afectado por el hundimiento del terreno hace más de doce años, el antiguo plan parcial permitía la construcción de hasta 45 alojamientos turísticos con capacidad para 157 personas.

    También se reduce el área denominada como ciudad jardín, que abarca una zona de 20.500 metros cuadrados con la posibilidad de levantar 21 casas. En el nuevo plan parcial se permitirían sólo cuatro en un área de 3.700 m2.

    De hecho, la mayor parte de la zona a reordenar pasa a considerarse parque urbanizado, una clasificación que se propone para una superficie de 21.582 m2 (casi la mitad procedentes de la antigua zona hotelera), en la que se permitiría levantar 21 viviendas con una capacidad para 74 plazas si se aprueba la modificación puntual y una reducción del techo inicial de población «del orden de 144 plazas», señala la evaluación estratégica.

    El documento también plantea grandes cambios en la vialidad de la zona, que considera forzados por los deslaves de 2005. En concreto, se suprime el vial que transcurría paralelo a la costa en el plan vigente y se propone rematar los dos viales que se abren a la entrada de esta parte de la urbanización mediante dos «fondos de saco» lo suficientemente anchos como para permitir el giro de vehículos. También se eliminan los tramos de ambos viales afectados por la zona de dominio público costero (745 m2) y se ensancha un vial de servicio, con una reducción total de 430 metros cuadrados de superficie.

    La revisión reduce las zonas verdes de los 3.316 metros cuadrados iniciales a 2.119 m2. Ello se debe a que en la propuesta inicial la mayor parte estaba en la franja de Costas, así que se plantean nuevas zonas verdes fuera del dominio público.

    Segunda modificación puntual

    La CBMA tramita también otra modificación puntual del plan parcial para una superficie de 80.000 metros cuadrados al oeste de sa Caixota, también dentro de Vista Alegre y junto al torrente d’en Realí. Esta cuenta con un mayor grado de consolidación (el 71%, frente al 23% de la zona afectada por el hundimiento) y se limita a reordenar los viales. En este caso, la reducción del techo de población es mucho menor (cuatro plazas de un total de 200). La recalificación se justifica por la necesidad de adaptarse al PTI y al deslinde de Costas, lo que supone reducir un 5,3% el ámbito del plan parcial, con 4.700 m2 que pasan al dominio público.

    LEAVE A REPLY