Sant Antoni fija el horario de cierre en el West a las tres de la madrugada

    9
    0
    SHARE


    El Ayuntamiento de Sant Antoni ha presentado este mediodía las medidas destinadas a limitar la contaminación acústica en el West End, que será declarada como Zona de Protección Acústica Especial. Las principales actuaciones se destinan a adelantar el horario de cierre de todos los establecimientos a las tres de la madrugada, mientras que ahora las discotecas y cafés concierto pueden abrir hasta las cinco en verano y las seis en invierno.

    El horario de las terrazas también se restringe considerablemente y deberán retirarse a las once de la noche, mientras que este verano se permitía la ocupación de la vía pública hasta las dos de la madrugada. El mismo límite horario van a tener aquellos establecimientos que dispensan productos a través de ventanillas, como tiendas y negocios de comida para llevar, que, a partir de esa hora, podrán seguir con su actividad sólo en el interior del local, con el fin de evitar las colas que se forman en el exterior.

    El alcalde, Josep Tur, que ha presentado estas medidas acompañado de los concejales de Medio Ambiente, Pablo Valdés, y de Actividades, Cristina Ribas, ha destacado que el objetivo del Ayuntamiento es “mejorar la imagen del pueblo devaluada por el West End” y “hacer posible otros modelos de economía más sostenibles. La declaración de Zona de Protección Acústica Especial se prevé aprobar inicialmente en el pleno de diciembre y de manera definitiva en febrero, cuando entrarían en vigor todas las restricciones horarias. No obstante, el Ayuntamiento dará un plazo de seis meses para que los empresarios puedan llevar a cabo las obras necesarias para insonorizar sus locales de ocio, que además también deberán contar con limitadores de sonido.

    Pablo Valdés ha recordado que el límite de contaminación acústica en una zona declarada residencial como el West End es de 55 decibelios en horario de descanso, cuando la media diaria de este barrio en verano se supera ampliamente con 85,9. El Ayuntamiento también aplicará una moratoria a la apertura de nuevos bares, restaurantes y salas de fiesta en esta zona hasta que se reduzcan los niveles de sonido a la normalidad normativa, además de que sacará a concurso un servicio de medición de la contaminación acústica.

    LEAVE A REPLY