Uno de cada cuatro contratos temporales fraudulentos se firma en Ibiza

    20
    0
    SHARE


    La campaña contra la precariedad que desde 2015 emprende cada verano el Govern, con el refuerzo de inspectores de Trabajo llegados de otras provincias, se ha saldado este año en Ibiza con la mejora de las condiciones laborales de 1.269 personas, con lo que ya son 2.642 las beneficiadas por estas inspecciones en los tres años que hace de su implantación.

    La mayoría de estos trabajadores, 1.196, han visto como el contrato temporal fraudulento que tenían este verano se transformaba en indefinido, según explicó el conseller balear de Trabajo, Iago Negueruela, que ayer hizo balance de esta campaña en Ibiza. Más de una cuarta parte de las 4.021 transformaciones de contratos temporales en indefinidos, inducida por las inspecciones, se formalizaron en esta isla, apuntó.

    Y, de hecho, es en Ibiza donde más han crecido este tipo de mejoras contractuales, un 60%, desde las 752 que se hicieron el año pasado. Las 444 más de 2017 suponen el mayor incremento de las islas, según destacó Negueruela, donde el incremento ha sido de 640 contratos indefinidos más que en 2016 por este concepto.

    El incremento de la efectividad de estas campañas es aún más espectacular, del 178%, si se compara con la primera campaña de inspecciones, cuando se transformaron 430 contratos por efecto de las inspecciones del verano de 2015.

    Esta es la principal irregularidad que han detectado los 32 inspectores que participan en julio y agosto en la campaña en el conjunto de las islas, ocho de ellos con base en Ibiza y dos en Formentera. A lo largo de los meses de julio y agosto se han realizado más de 1.300 inspecciones para revisar 9.563 contratos, de los que el 42% incurría en fraude de ley y se han hecho indefinidos.

    Negueruela comentó que si en 2015 se hallaron irregularidades en el 25% de casos, un año después ya representaban el 36,5% del total y en esta campaña han crecido otro 7%, siempre con una cifra de alrededor de nueve millares de contratos revisados. El conseller atribuyó esta mayor eficacia a la mejor planificación de la campaña. Así, cada inspector ha logrado que se transformaran una media de 125,6 contratos.

    Por contra, Negueruela apuntó que la caída en las transformaciones de empleos parciales a jornada completa se han reducido un 40% este año, con un modesto balance de 73 casos en Ibiza. Ello se debe, según dijo, a la tendencia de arrinconar esta fórmula de empleo. De hecho, nueve de cada diez nuevos contratos son a tiempo completo en Balears, donde el trabajo parcial es el 16%, ocho puntos menos que en el resto del Estado. El conseller aspira a dejar esa tasa «entre el 12% y el 14%», a niveles del resto de la UE.

    LEAVE A REPLY